BIENVENIDOS AL BLOG DEL COMANDO-CENTRO-NEVASPORT

AQUI ENCONTRARAS LAS RUTAS Y KEDADAS DE BICICLETA DE MONTAÑA MAS ESPECTACULARES Y DIVERTIDAS DEL PANORAMA NACIONAL, CON FOTOS, VIDEOS Y NOTICIAS RELACIONADOS CON EL MUNDO DE LA BICI.

" " " EL ESFUERZO DE SUBIR MONTAÑAS HACE CRUJIR LOS HUESOS, PERO CORONAR HACE ILUMINAR EL ROSTRO Y EL ALMA " " "

" " " LAS AVENTURAS VERDADERAMENTE GRANDES SON AQUELLAS QUE MEJORAN EL ALMA DE QUIEN LAS VIVE " " "

lunes, 12 de noviembre de 2012

RUTA EL CASTAÑAR DEL TIEMBLO. 2012

Foto de familia en el castañar

---RUTA EL TIEMBLO-POZO DE LA NIEVE-PTO. IRUELAS-CASILLAS-EL CASTAÑAR---

Sábado día 10 de noviembre.

Hola amigos, después de unas semanas sin reportajes volvemos al ataque y que mejor que con una ruta de las más bonitas y otoñales del Sistema Central. Con el permiso del que esta pendiente por subir de Tejera Negra.
Un año más el Comando-Centro-Nevasport hace la obligada visita a la vecina Comunidad Castellano Leonesa para hacer así una ruta por la Reserva Natural Valle de Iruelas. Con salida y llegada desde la población de El Tiemblo, lugar al que muchos de los madrileños acudimos a visitar en esta época otoñal para deleitarnos con su llamativo y espectacular castañar.
Para el día y ruta de hoy el tiempo parecía que iba a mejorar un poco, ya que las lluvias de estos últimos días no han hecho otra cosa que jarrear con ganas y la mayoría del grupo no ha salido a pedalear con este tiempo. Pero nuestro gozo en un pozo y nunca mejor dicho por que nos ha tocado volver a mojarnos, cosa ya habitual desde que comenzó este otoño, cinco de cinco rutas. Como habitual se esta convirtiendo también las averías mañaneras inesperadas en el grupo. Bueno al parecer estas averías están siendo más habituales a los del Corredor del Henares que a ningunos otros corredores...jejejejeje, Pero aquí no se libra nadie últimamente por que hoy hubo más de una....grrrrrr

El Jefe y Chema calientan antes de salir.
En principio acudíamos para hacer esta ruta cuatro del Comando-Centro; El Jefe, Mochilero, René, Josechu y como invitado hoy Chema, de Pinto que ya a salido con el grupo varias veces, pero la ruta de hoy no quería perdersela ya que la zona esta del castañar esta en su momento álgido.

El Tiemblo (Avila)
Como dije antes, de los cinco que acudimos para hacer esta ruta solo la comenzamos tres, bueno cuatro por que El Jefe ya había dado unas cuantas pedaladas junto a René, Chema y yo, cuando de repente nos damos cuenta que Mochilero se baja de la bici sin dar una sola pedalada y comprueba que uno de los pedales se ha roto. Avisando que no puede continuar, mejor dicho empezar la ruta así pues René y El Jefe deciden volver para ver que pasa. La avería es sería y no parece que pueda subsanarse si no es sustituyendo el pedal por otro, cosa difícil por que no tenemos uno de repuesto.Así que El Jefe decide quedarse con él, guardar las bicis e ir en busca de unos níscalos nuevos, digo de unos pedales nuevos. Mientras Chema y yo hemos continuado con la larga y tendida subida esperando noticias y así parar o continuar.

Hace frío a pesar de los tímidos rayos de sol, verdad Chema...
Un kilómetro después de la salida paramos Chema y yo en el desvio de la pista con el Arroyo de Los Corralejos a esperar a ver que pasa con el resto del grupo. Pero al momento llega René diciendo con la cabeza que no, que no, que no viene nadie más.

Vaya calenton se ha pegado...
El Tio la Vara que llegaba al desvio como una moto y sin parar coge el mando de la ruta y el resto que le siga.jejejeje. Chema que tiene algún problemilla con la cala no consigue ponerse en marcha, y es cuando le digo a René que afloje que falta Chema.

Ahora el calenton me lo estoy dando yo...
Ya los tres más calmados y después de este comienzo algo descontrolado, continuamos por la pista de las Majadillas con unas vistas de la Garganta de la Yedra cubierta por una nube de algodón.

Chema esta fuerte y toma la cabeza del trio
Mal asunto me espera con estos dos hoy, me he quedado solo con la élite de Pinto y a estos no hay quien los tosa... ejen ejen ejen. Pero estos del Corredor Sur son gente lista, no hace falta decirles nada y solo aceleran en las rampas duras.

O seré yo no aprieto en ellas...jajajaja
Dejamos la pista, en la que hay un par de maquinas trabajando a destajo sacando árboles cortados del pinar, girando a la izquierda por otra para coger hacía el Collado de Cuatro Manos

René anda hoy un poco fastidiado de la espalda
Hay un primer tramo pasando el desvio que tiene unas rampas duras con un 20%, para colmo con mucho barro y agua que hacen que tengamos que desmontar de las bicis ya que las ruedas patinan demasiado. Las maquinas han dejado este tramo impracticable pero son solo una decena de metros el resto es ciclable.

Chema que se había parado, me pasa como un rayo
Abandonamos un poco más adelante esta pista a la altura del Arroyo de la Majada del Espino para encarar el último tramo que nos dejará en el camino que sube al collado. Camino este que con las lluvias de estos días tiene un mejor rodar que años anteriores, en los que la tierra y pequeñas piedras más secas lo complicaban si cabe mucho más.

 A Chema y René los daba por desaparecidos aquí...jejejeje
Rampas durisimas de hasta un 25% en el tramo de las dos curvas de antes de coronar el collado. Y un tramo para terminar de un poco menos que se hacía interminable. René que paro ha hacer algunas fotos se llevó la plata, dejando camino libre a Chema que se hizo con el oro.

Pocos rivales hoy para ti....jajaja
Yo me hacía con el bronce, claro esta al ser tres nada más...jajaja, pero hubiera preferido un fisioterapeuta al llegar ahí arriba, por que llegue más retorcido que un muelle. "El esfuerzo de subir montañas hace crujir los huesos, pero coronarlas hace iluminar el rostro y el alma."  Mochilero y El Jefe hubieran pensado lo mismo que yo.

Fotaca de René para la posteridad. ¡ Gracias...!
Durante la larga subida de 12 kilómetros hasta estos 1508 mts. de altura, el tiempo había sido benévolo con nosotros y nos había acompañado. Unas primeras gotas de lluvia comenzaban a caer tímidamente sobre nuestras cabezas.

De cuatro Manos a pies cuclillas ....jejeje
Lo que cambia la montaña en unos minutos, justo lo que tardamos en hacer unas fotos y comer unas barritas, se monto la marimorena. Las nubes se apoderaron de las cimas más altas y las espectaculares vistas  hacía el valle se fueron perdiendo, provocando que no tardáramos ni un minuto más saliendo por pedales de allí, dejando aún si cabe, a ese árbol amo y dueño solitario del collado.

¡Vamonosssss....!
Con la lluvia ya cayendo sobre nuestras cabezas continuamos por el camino hacía el Cerro de la Encinilla, pedaleando entre las nubes. René dice que hay que visitar el Pozo de la Nieve y no hay más que hablar. Chema no lo conoce y que mejor oportunidad para que lo conozca.

Te va a enterar  Chema de como se va al Pozo por el lugar más chungo...jejeje 
Los primeros metros del camino hacía el cerro son bastante ciclables y cómodos con algunas piedras sin importancia. Lo peor de todo es que la lluvia esta cayendo cada vez con más fuerza. Para coronar este Cerro de la Encinilla de 1600 mts. hay que sudar un poco, no todo va a ser dar pedales. Una lastima no poder ver el Valle de Iruelas en todo su esplendor. Las mejores vistas sin duda son estas para hacerlo, otro año será.

Algún día lo conseguiremos....jejeje
Después de coronar la Encinilla tenemos un cortafuegos por el que tenemos que descender 144 metros de desnivel para llegar al Portacho del Pozo. El cortafuegos este verano ha tenido que ser ampliado por la maquina debido a la sequía y no estaba como el año pasado. Pero con mucha prudencia y pericía conseguimos bajarlo.

Ahí va René...
Chema baja con mucho cuidado para no llevarse un revolcón aunque el terreno esta algo blandito que el año pasado.

Ahí va Chemita...
Al final del tramo del cortafuegos el terreno esta mejor asentado y contando que el desnivel es menor, podemos ir aflojando los dedos de las manetas de freno y ganar algo más de velocidad.

Ahí llega Josechu...
Al llegar al Portacho del Pozo vemos a dos personas que suben andando por el camino que viene de la Garganta  de la Yedra, serán seteros pero ni llevan cesta y mucho menos pinta de ello. Pero si parecen El Jefe y Mochilero. jejejeje

¿ Donde irán con la que esta cayendo...?
Para llegar andando hasta aquí hay que patear un buen rato largo y con este tiempo que tenemos también hay que tener ganas. Y la pareja de Torrejon van sobraos de todo esto. Lastima la avería del pedal de la bici de Mochilero, habíamos disfrutado y reído hoy un montón.

El Jefe tira para arriba con bici y sin ella
Tenemos que superar un corto repecho para llegar hasta el Pozo de la Nieve, cogiendo después un sendero marcado hasta a una verde y bonita pradera.

René
Como sigue lloviendo cada vez con más fuerza estamos deseando llegar y ponernos a cobijo en el refugio del pozo.

Josechu
Mochilero y El Jefe vienen de camino al refugio para compartir un rato de charla y un poco de membrillo

Chema
No estamos solos en el refugio y Pozo de la Nieve, dentro hay tres senderistas resguardados de la lluvia. Aun que ellos están mucho mejor equipados para ello que nosotros, por lo menos que Chema que se olvidaba el chubasquero en el coche.

Refugio y Pozo de la Nieve
"El pueblo árabe comenzó a construir pozos de la nieve alrededor del año 1100. En el s. XVIII ya se realizaron en las montañas, a más de 1.000 m, de altitud, donde la nieve era abundante. El mejor terreno era el centro de las grandes praderas en la ladera, lo que permitía rodar las bolas de nieve hacía el pozo. Su finalidad era acumular nieve en la época invernal y conservarla para el verano"
"Como cualquier otra actividad, la explotación de los pozos de la nieve tenía su regulación, ya en época de Felipe II se estableció un impuesto de dos maravedíes por cada libra de nieve y hielo que se consumiera. En 1607, mediante una Cédula Real, el Rey Felipe IV da licencia a Pablo Xerquies para la creación y explotación de pozos de nieve y hielo. Como curiosidad, por los vales de compra fechados en el año 1906 se sabe que el propietario de este pozo, entonces Don Manuel Martín Delgado, cobraba a tres reales la arroba de nieve"

Chema y Josechu
"Para construirlos se excavaba en el terreno un hueco de cuatro a seis metros de ancho y de seis a diez metros de profundidad, realizándose la pared con bloques de piedra de granito. Para permitir el descenso a su interior se formaba una escalera con bloques sobresalientes de la pared o se construía una manual de madera. Alrededor de los pozos se construían refugios que servían entre otras cosas para evitar el calor
del sol, ya que se trataba de mantener el hielo y la nieve durante el mayor tiempo posible. También utilizaban como cobijo para los que allí trabajaban. En el fondo del pozo poseían un desagüe con una salida subterránea para evitar la humedad, ya que la nieve no apoyaba sobre la tierra, si no cámara confeccionada con pequeños troncos para la filtración del goteo al deshacerse"

"La nieve se introducía en grandes bolas que se hacían caer al interior, donde se prensaban por la caída. Para lograr que la masa de nieve aguantara el mayor
tiempo posible se empleaba paja, helechos, retamas y arbustos de la zona cada metro
o metro y medio de nieve. Una vez lleno se cubría todo de nuevo con  restos vegetales para aislarlo.. En el verano la nieve en pequeños bloques metidos en serones se transportaba con caballerías a los pueblos cercanos, viajando siempre por la noche. La nieve helada se vendía por encargo a bares, tabernas, posadas, etc"


El Jefe, René y Mochilero
Después de esta larga historieta pasamos de la visita al pozo a la visita del refugio, donde hacemos una foto más histórica si cabe que la del pozo. Y que viendola así no parece que unos hayamos llegado hasta aquí en bici y otros andando.

¡ Vaya panda modorros...!
Después de un buen rato de risas era hora de despedirse de El Jefe y Mochilero, ellos regresarían de nuevo hacía la Garganta de la Yedra y el Castañar, y nosotros cogeríamos el sendero hacía el Puerto de la Iruela por la ladera del Pico el Mirlo. Este sendero que el año pasado no dimos con el, esta vez si que no se iba a librar de ser reconocido por nosotros. Aun que íbamos un poco a la aventura (HURGUE) ya le habíamos echado un vistazo en los mapas para tener una idea de por donde transcurría.

René da la salida..jejeje
La zona del comienzo del sendero por Prado Redondo esta espectacular. Hay que ir rodeando la montaña y salvar el Arroyo de la Encinilla.

! Espectacular...¡
Lastima que la lluvia y la niebla no acompañara como nos hubiera gustado, por que las vistas desde aquí de toda esta zona del Valle de la Iruela, con el pueblo de El Tiemblo al fondo, el Embalse del Burguillo y el Pico  Escusa tendríamos que dejarlas para una próxima visita.

Chema entre la niebla
Hay tramos del sendero que hay que hacer con cuidado por que la lluvia esta dejando las zonas de piedras muy resbaladizas. Un despiste te puede llevar ladera abajo y lo digo a sabiendas por que gracias a unas retamas de esas que están cerca del sendero me pararon de un buen revolcón hasta abajo. Nos cruzamos con algún grupo de senderistas que iban hacia el pozo. Hay un corto tramo que no es ciclable a la hora de pasar el Arroyo de Los Labradillos, bueno y alguno más pero solo para pasar algún pedrusco.

La flip se emociono hasta volcarse...jejejee
El último tramo del sendero se hace por pinar y es el tramo más espectacular de todos. Se puede ir rápido ya que desciende poco a poco, nos recuerda un poco a alguno de los que hay por Cercedilla. Pero la lluvia y la niebla no nos deja ver más allá de una veintena de metros, no sabiendo muy bien cuanto falta para el puerto.

Chema 
Como continuaba lloviendo y cada vez lo hacía más fuerte decidimos no para en el puerto y comenzar el descenso sin detenernos. Total la niebla no dejaba ver nada de nada y todavía nos quedaba mucha ruta. En el descenso hacía Casillas la niebla no deja ver mucho que digamos así que tenemos que hacerlo despacio. Pero antes de llegar a la zona asfaltada René se desvía por una pista para llegar a la zona alta del pueblo de Casillas y hacer un tramo de sendero nuevo. Pero al final resulta que no hay sendero que valga jejeje...y para colmo René tiene un pinchazo y hay que parar a meter un poco de aire a la rueda. Chema se queja un poco por que eso se le pasa por no haber continuado por donde lo hacemos siempre.    

Atajo en busca del sendero
Verdad era que el atajo que cogimos estaba lleno de piedras, más que un camino parecía una calzada de esas romanas llenas de piedras que con la lluvia resbalaba más de la cuenta. Teniendo algún susto que otro Chema y yo. Así pues llegamos a la parte alta del pueblo pero nos toco volver a bajar hasta la parte media por que no había acceso por donde queríamos continuar al haber un barranco. Justo salimos una calle más arriba de la rampa del 30% así que nos libramos de ella...jejeje

Saliendo de Casillas
No llegamos a parar en el pueblo, además seguía lloviendo y con la niebla ni las casa se veían. Se nos iba hacer demasiado tarde si parábamos por lo tanto continuamos de vuelta por el Camino de Casillas hacía El Tiemblo. Tenemos un par de kilómetros de subida por asfalto hasta la zona del Chorreron donde se termina y continua por tierra hasta el limite provincial donde descenderemos a la Garganta de la Yedra. Llegando al Castañar nos encontramos con mucha gente así que abajo las castañas escasearan.

Comienza la sesión de fotos 
El camino hacía la Garganta esta perfecto, sin hojas y ramas que lo cubran, eso es síntoma que los árboles conservaran aún la magia y esplendor intacto.  

Chema 
A penas hay gente caminando por esta tramo ya que esta alejado todavía de la zona de visitantes.

¡ Demasiada calma...!
Hemos acertado de pleno con el fin de semana para hacer la ruta, aun que la niebla y no tanto la lluvia le quite un poco el encanto.

Chema
Contra más descendemos más se va notando la caída de hojas y bullicio de gente en busca de los deseados frutos que hay por el suelo.

René
La lluvia parece que nos esta dando algo de tregua según nos adentramos en el Castañar.

Josechu
Llegamos a la pradera de las Barrancas donde hacemos una parada ha hacer unas fotos y contemplar con detenimiento todo lo que hay a nuestro alrededor. Todo esta espectacular incluso las zonas altas de esta garganta con las nubes cubriendolas.

René
Paramos a comer alguna barrita y de paso intentar coger algunas castañas que llevar para casa. Pero difícil resulta ya que escasean más de lo que imaginábamos y las que conseguimos coger son muy pequeñas y alargadas. Parece que han dejado las peores o que no es buen año por que no consigo coger más que unas veinte.


Eso si, el entorno es digno de ser observado y fotografiando durante horas pero tenemos que continuar.

No es el abuelo es el cuñaoooo...
Demasiada gente y demasiado difícil hacer una foto sin que se cuele algún visitante en ella. Hay que aprovechar hacer las mejores y con calma pero es casi imposible y tengo que hacerlas en marcha.

Las Barrancas
A vuelto a comenzar a llover otra vez así que mejor no para mucho y continuar hacía la zona recreativa y coger la pista de vuelta a los coches.

Hoy el sol se echa de menos
Llevamos apenas treinta dos kilómetros de ruta con el atajo de sendero del pozo y el otro atajo antes del pueblo de Casillas le hemos quitado unos cinco a las piernas pero no quita que yo por lo menos las lleve cansadas. No se aquí los dos fieras estos pero seguro que cansados no creo que vayan. jajajaja

René
Estamos llegando al final de este paseo en bici por el Castañar que este año nos ha dejado más satisfechos con lo que hemos visto que en anteriores visitas. Eso si cada vez se va reduciendo el grupo en su visita a este lugar.

Josechu
La vuelta a los coches en el tiemblo lo hacemos por la otra pista de la Garganta de la Yedra a la que lo hicimos por la mañana. Desviandonos por un sendero hacía el Pinar del Tiemblo y más a bajo por el Tocón.

¡ A René y Chema los pierdo de vista...!
Llegamos a una pradera que esta algo encharcada adentrandonos de nuevo en el pinar

René
Cogiendo unos senderos trialeros un poco destrozados con las lluvias pero que con cuidado se hacen a la perfección. Hasta que oigo un psss...en la rueda trasera y veo como sale latex a chorros. Me detengo y compruebo que se ha clavado un trozo de palito en el flanco de la cubierta. No se a desinflado del todo la rueda así que dejo el palito como esta y continuamos trialera abajo.

Esto es un palo pinchao en una rueda..jejeje
Mejor intentar terminar las trialeras antes de que se salga el palito. Pero tengo que volver a parar por que comienza a tropezar con el tirante y vaina, así que lo meto para adentro y a tirar millas. Pero con los saltos y piedras se va saliendo poco a poco...¡ normal Josechu...! ¡ vas como una moto...jejeje!


Así que toca aflojar un poco en las trialeras para que no se salga el palito. René dfisfruta un montón en esta zona de trialeras siempre, pero hoy no están estas muy decentes. Chema parece que no quiere terminar con problemas viendo todos los que ha habido hoy y prefiere bajar con cuidadin.
Estas trialeras terminan de nuevo en la Garganta de la Yedra, cruzando el puente tenemos una corta subida y saldremos a la carretera que sube al Castañar. Antes de llegar a la pista el palito termina de salirse de la rueda al coger más velocidad y pssss...total que toca parar y llamar a René y Chema para que se detengan.


Poco falto para terminar la ruta sin tener que parar a poner una cámara, tan solo un par de kilómetros de bajada pero no pudo ser. En fin, otra ruta más con averías para sumar a la colección que últimamente se amplia considerablemente por cada salida. Pero bueno son solo averías técnicas o mecánicas y que de ahí no pasen que las físicas son más difíciles de reparar.
Buena ruta al final la que nos ha salido, aun que corta dirán algunos por esos 40 kilómetros solamente, pero  con el HURGUE del sendero pata negra del pozo que costó lo suyo, se acortó en cinco kilómetros más o menos. en total tardamos 5 horas y 10 minutos con un desnivel acumulado de 1350 mts.
Fue un placer volver a contar con la visita de uno de los hermanos Cancellara (Chema), un maquina Pinteño, que no se que les darán a los de ese pueblo. Y como no con la siempre agradable y divertida compañía del otro que faltaba de Pinto( René), el guía oficial del grupo y experto en HURGUE. Y sobre todo la fatídica y mala suerte que están teniendo la pareja de Torrejón últimamente, cuando no es a uno, es al otro, las averías antes de comenzar las rutas no son normales. ¿ Estarán gafados .....?

Fotos de René y Josechu.

MAPA Y PERFIL DE LA RUTA:   


HASTA LA PRÓXIMA...

2 comentarios:

  1. Muy bueno Josechu,a pesar del gafe de las averias y de las ultimas salidas con lluvia,la ruta del Castañar del Tiemblo nunca defrauda,y mas haciendo un senderaco como ese,la pena fue que Angel y Yimi no pudieran acompañarnos,lo pasamos muy bien y el castañar estaba precioso,merece la pena el madrugon y el esfuerzo,aunque este año fue menos,jajajaja,muchas gracias por hacer este bonito reportaje,una vez mas me has hecho disfrutar despues de la ruta,yseguro que a muchisimos aficionados.
    hasta la proxima que sera la ruta del Santuario Bonaval.

    ResponderEliminar
  2. Bonito reportaje Josechu, esta el Castañar precioso, me hubiera gustado poder haber estado con vosotros pero las obligaciones laborales me lo impidieron.

    ResponderEliminar

.....................................................................................